Cóctel Ramos Gin Fizz

Este cóctel fue creado por primera vez por Henry C. Ramos, en su bar del Restaurante Meyer, uno de los más importantes de Nueva Orleans.

Originalmente fue llamada “Nueva Orleans Fizz” y fue muy popularizada también por el Hotel Roosevelt de Nueva Orleans, también por el entonces gobernador del estado de Louisiana Huey Ling, que le tenía un especial aprecio a la bebida, tanto que incluso en un viaje que hizo a Nueva York, llevó a algunos barmans de Nueva Orleans para que enseñasen la forma de hacer la bebida.

El Museo del Cóctel de América tiene tomas de noticias de la época con recetas de éste cóctel. El grupo hotelero Roosevelt registró el nombre de la bebida en 1935 y aún lo hacen mucho en la actualidad.

Ingredientes:

2 onzas de ginebra
1 clara de huevo
1/2 onza de jarabe de goma
1/2 onza de zumo de lima
1/2 onza de zumo de limón
1 onza de crema de leche
3 gotas de agua de azahar
3 onzas de soda
Rodaja de limón para decorar
Hielo

Preparación:

En la coctelera con hielo hasta 2/3 de su capacidad, añadir todos los ingredientes y batir enérgicamente unos 30 segundos, para conseguir una espuma muy característica de este cóctel. Colar la mezcla en una vaso largo o Highball, decorar con la rodaja de limón en el borde del vaso y servir.

Ginebra Martin Miller’s

Tipo: London Dry Gin

Procedencia: al oeste de Birmingham, Inglaterra

Graduación: 40%

Precio: 23€ – Clic Aquí Para Comprar

Destilería: Martin Miller’s

Destilado de: cebada, principalmente de East Anglia (Reino Unido)

Elaboración:

Se destila en un alambique llamado Angela. Se destila por un lado los cítricos y por otro se destilan los botánicos. Finalmente se envía a Islandia donde se le incorpora agua purísima de sus glaciares..

Botánicos:

Enebro, cilantro, corteza de cassia, raíz de regaliz, canela, angélica, florencia iris, naranja, limón, lima y pepino.

Cata:

Nariz: Suave aroma a limón, con notas dulces, floradas y especiadas.
Boca: Equilibrada, predominio cítrico y a lavanda. Matices frutales y toque suave de enebro y pimienta.

Perfect Serve:

Unas bayas de enebro y corteza de limón.

Curiosidades:

El origen de esta ginebra nace de la decisión de tres amigos de crear la mejor ginebra del mundo. En 1999 se reunieron en el selecto barrio londinense de Notting Hill con el propósito de utilizar los mejores ingredientes y con la determinación de no tener límites en la creatividad,  presupuesto o ubicación geográfica de sus ingredientes. Despueés de hasta 7 intentos, dieron con el alcohol ideal. El que hoy se destila en un alambique creado hace más de 00 años por John Dore & Co. Para el agua, optaron por la de mayor pureza: La de los glaciares de Islandia.

Westbourne Gin de Martin Miller

Esta ginebra de alta resistencia y premiada proviene del corazón de Black Country de Inglaterra. Infundido con enebro, naranja y ralladura de limón, cilantro, regaliz, canela, casia, nuez moscada, angélica y raíz de lirio. A pesar de haber sido fabricado en un país conocido por producir algunos de los mejores ginebras del mercado, el Gin de Martin Miller no le debe su sabor distintivo solo a Inglaterra (“England Distilled. Iceland Chilled”).

La gente de Millers descubrió que el agua más pura y más suave que existe en la tierra se encuentra en Islandia, por lo que envían el producto 1.500 millas a la fuente de un manantial de montaña para llevarlo a la fuerza de la botella. Está bien. Cada botella de Martin Miller realiza un viaje de ida y vuelta de 3.000 millas a Islandia y regresa a la destilería para que se diluya con el agua más prístina de la tierra.

El otro embotellado de ginebra de Martin Miller es 40% abv, con un precio promedio de $ 25 por 750 ml. En comparación con la ginebra clásica de Martin Miller, el Westbourne es más enebro-adelante. El clásico / original es suave y más tenue. En palabras de Martin Miller, “ambos son sangrientos”.

Receta del Cóctel Hot Toddy

Cuando se entra en la temporada invernal, no apetecen mucho los cócteles refrescantes y se busca siempre algo más caliente. Este cóctel, Hot Toddy, al incorporar la miel y extractos aromáticos  hacen que en épocas que el frío aprieta, sea muy apetecido.

Su historia es desconocida. Se dice que es típica de Irlanda, donde la hacían con whisky para aliviar los síntomas de la gripe, aunque hace algún tiempo la Asociación Americana del Pulmón recomendó no usar bebidas alcohólicas para calmar el resfriado, ya que podria causar deshidratación.

Tambien se dice que su origen puede descender el típico ponche indú y fue llevado a Inglaterra por los colonos británicos que regresaban de la India.

Ingredientes del cóctel Hot Toddy:

1 onza de brandy, whisky o ron
1 cucharada de miel
Un chorrito de zumo de limon
1 taza de té bien caliente
Rodajas de limón para decorar
1 fruto de anís estrella

Preparación del Hot Toddy:

En un vaso mediano, colocar el brandy y la miel. Seguidamente, añadir con cuidado el té caliente y remover bien con un agitador. Decorar con algunas rodajas de limón y la estrella de anís que le dará un toque aromático.

Receta del Maracuyá Sour

La receta de un maracuyá sour es la siguiente:

6 cl. de Pisco peruano.
6 cl. de Zumo de maracuyá
3 de tpt o azucar líquido.
3 cl de z. de limón.
1 Clara de huevo.

Se prepara en copa de pisco sour (la de la foto o en su defecto en copa de cocktail). Una copa de pisco sour tiene una capacidad de 12 cl.

Se prepara en coctelera, en la cual hay que batir con fuerza para conseguir una espuma consistente.

Se puede decorar con unas gotas de angostura.

La Receta de un Pisco Sour Bien Hecho

La receta de un pisco sour bien hecho es la siguiente:

3 cl. de Pisco peruano.
2 cl. de Zumo de limón o lima.
1 cl. de tpt o jarabe de azúcar
1/2 de clara de huevo
2 gotas de angostura.

Se prepara en copa de pisco sour (la de la foto o en su defecto en copa de cocktail). Una copa de pisco sour tiene una capacidad de 12 cl.

El Pisco sour es un aperitivo.

Se prepara en coctelera, en la cual hay que batir con fuerza para conseguir una espuma consistente o en blender, cuya espuma es abundante y espesa.

Por último se decora con dos gotas de angostura.

Cóctel “Dulce Amaro” (con Licor Averna)

Licor Amaro Averna

Origen: Italia

abv: 32% (64 prueba)

Precio promedio: $ 30 por 750 mL

Amaro

Amaros – el nombre es italiano para “amargo” – se bebe con mayor frecuencia después de la cena, como un digestivo. Se elaboran con hierbas botánicas (hierbas, raíces, flores, cortezas y / o cáscaras de cítricos) en alcohol y luego se agrega azúcar para completar los sabores y hacer que el producto sea más apetecible.

El resultado es un licor marrón agridulce que es intensamente herbal. Los amaros son espíritus poderosos que son muy importantes en la cultura de la bebida italiana y se están volviendo más populares en los EE. UU. Mientras los cantineros continúan mostrando aguardientes amargos a base de hierbas en los cócteles que vierten.

Detalles

Averna Amaro es la botella perfecta para obtener si eres nuevo en amaros. Cuando el primer sorbo se desliza sobre su lengua, primero notará la dulzura, pero luego los sabores herbales y amargos salen a jugar.

Tiene el sabor de albaricoques secos que se han rehidratado en un jarabe de té negro y luego se han empapado en alcohol.

También hay algunos sabores de alcachofas allí (tal vez solo soy yo); ahogarse no, algunas notas vegetales salen en el medio.

Averna es realmente maravilloso por sí mismo, nos gusta que lo sirva limpio a temperatura ambiente, y disfrutamos sorbiendo lentamente el amaro para poder contemplar los sabores que estamos saboreando.

Averna es más dulce para un amaro, pero no es demasiado dulce. En nuestra opinión, es lo correcto. Bébalo solo o mézclalo con whisky para crear un cóctel de calentamiento que inspire un comportamiento amoroso.

Receta del Cóctel Dulce Amaro

El Dulce Amaro fue creado para Averna por Duggan McDonnell, un barman muy conocido con sede en San Francisco.

Ingredientes del cóctel Dulce Amaro

1.5 medidas Averna
1 medida de licor de naranja
1 medida de espresso
pizca de jarabe simple (opcional)
cáscara de naranja, para adornar

Preparación

Vierta los ingredientes en el vaso de mezcla con hielo. Agite vigorosamente. Cuele en el vaso de cóctel frío. Frote la cáscara de naranja alrededor de los bordes del vaso para liberar los aceites, y mezcle la cáscara en el cóctel. Disfrutar.

La receta original requiere una pizca de jarabe simple, que no usamos porque el cóctel es muy dulce sin él. Además, McDonnell sugiere colar el cóctel en un vaso frío, pero colarse en un vaso lleno de hielo porque me gusta cómo la bebida se vuelve un poco más dócil (diluida) cuando se sienta.

Use hielo para suavizar la bebida, o vierta el cóctel según lo previsto por su creador. Aunque la receta requiere una cáscara de naranja flameada, nos saltamos la pirotecnia y dejamos las cerillas en la caja. No hay cáscara de naranja flameada para nosotros hoy.

Para el licor de naranja, sugerimos Combier Liqueur d’Orange. También puedes usar Cointreau.

Para la toma de espresso, caminamos a nuestra cafetería Barista cercana y pedimos un espresso de origen único para llevar de Heart Roasters en Portland. Pregúntele al barista su recomendación de un café expreso que combine bien con los sabores de cola y naranja. No asuma que todos y cada uno de los espressos son suficientes para este cóctel. El expreso etíope que tuve esta mañana de Water Avenue Coffee Company sabía a arándanos y olía a muffins de bayas, una buena opción para este cóctel.

En general, esta es una bebida rica y dulce que es ideal para satisfacer un ansia de bebidas de cola o café. Tal vez la razón por la cual esta receta me atrajo fue porque sufría un intenso antojo de Ca Phe Cola, pero Luc Lac estaba cerrado, por lo tanto, no había Ca ​​Phe Cola para mí.

Luc Lac es uno de nuestros restaurantes vietnamitas locales favoritos porque es asequible, a poca distancia, y el programa del bar es tremendamente ingenioso, piense en salsa de pescado en cócteles. Sí. Pero no me apetecía la salsa de pescado. Yo quería su bebida casera de café vietnamita.

Ca Phe Cola es un café increíblemente rico tostado exclusivamente para Luc Lac por Courier Coffee Roasters (uno de nuestros 3 mejores cafés favoritos de Portland), de elaboración lenta, ligeramente endulzado, carbonatado y servido con sal ahumada y cáscara de naranja.

Básicamente es como la bofetada juguetona de un amante que acaba de darle de comer a mano trozos de cáscaras de naranja confitadas bañadas en chocolate negro y espolvoreadas con sal marina. Ah, y te da un loco zumbido cafeinado. No todos están enamorados de la intensidad de Ca Phe Cola, pero cuando la quieres y no la puedes conseguir, bueno … Dolce Amaro.

Citadelle Gin; Pioneros del Gintonic Premium

La ginebra Citadelle Gin fue pionera en el mundo del “gin” premium, junto con grandes clásicos como Hendricks o Tanqueray Ten, ¿acaso hemos olvidado cuando la elección de un gintonic especial se reducía a 4 o 5 ginebras como máximo?

Con el aluvión actual de nuevas ginebras y nuestra tendencia a la falta de memoria a largo plazo, esta ginebra premium puede que haya caído en el olvido de algunos ginclubs, pero, sin dudarlo un momento, recomendaríamos que se lo volviesen a pensar.

Historia de la Ginebra Citadelle

El siglo XVIII fue una época tormentosa en Francia. Eso es alguien que nadie puede discutir. Realizar cualquier empresa antes de la Revolución requería el beneplácito del rey Sol, y éste no era siempre fácil de conseguir. No conocemos que triquiñuelas tuvieron que emplear dos visionarios franceses, Carpeau y Stival, para poder inaugurar su destilería en la Citadelle de Dunkerke en 1775.

Seguro, que sus andanzas darían lugar a un trepidante libro de aventuras, pero eso no es lo que nos interesa, lo importante es que crearon una ginebra muy especial, que incluía 19 botánicos llegados de las cuatro esquinas del mundo, aprovechando que el puerto de Dunkerque era una de las primeras escalas en Europa para muchos exploradores que regresaban de Oriente y cuyos buques estaban cargados de hierbas y especias exóticas.

Pronto este espirituoso cogería gran fama y aunque se perdió en el olvidó, fue recuperado por el presidente del Grupo Cognac Ferrand, Alexandre Gabriel, en 1989.

La nueva receta incluye los botánicos originales:

  • Enebro de Francia
  • Cilantro de Marruecos
  • Piel de naranja de México
  • Cardamomo de la India
  • Regaliz de China
  • Pimienta de Cubeba de Java
  • Ajedrea de Francia
  • Hinojo del Mediterráneo
  • Iris de Italia
  • Canela de Sri Lanka
  • Violeta de Francia
  • Almendra de España
  • Cassia de Indochina
  • Angélica de Alemania
  • Granos de paraíso de África Occidental
  • Comino de Holanda
  • Nuez moscada de la India
  • Corteza de limón de España
  • Anís estrellado de Francia

Los procesos de su elaboración han sido mejorados. Ahora incluyen la triple destilación a partir de trigo y agua de manantial, además de una correcta maceración de los botánicos.

El resultado es una ginebra pura y aromática, con toques a enebro y limón. Es ideal para elaborar cualquier combinado, especialmente el gintonic si es acompañada por la tónica Fever-Tree.

Gin Junipero: el sabor americano del enebro

Los americanos ya nos habían mostrado su lado más creativo a la hora de elaborar una ginebra con Aviation.

Ahora nos demuestran que también son unos maestros con las recetas clásicas del London Dry Gin.

Desde San Francisco y de la mano de Anchor Distilling nos llega una ginebra clásica, potente, con marcado sabor a enebro, apta para los paladares más selectos y recomendable para tomar sola, con tónica o Martini.

Ante ustedes Junipero Gin: potente, tradicional y posiblemente una de las mejores ginebras americanas del mercado.

Anchor Distilling es una pequeña destilería de San Francisco, California. Fue fundada en 1995 haciéndose rápidamente famosa por sus cervezas. Posteriormente comenzaron a producir otras bebidas espirituosas siempre basándose en una elaboración artesanal y en una profunda investigación sobre los mejores botánicos para introducir en su recetas.

Junipero Gin pronto fue aclamada tanto por el público como la crítica (obtuvo doble medalla de oro en la The San Francisco World Spirits Competition del 2004), posiblemente debido a que a pesar de poseer una alta graduación (49º) su sabor se mantiene limpio, fresco y sutil, con una gran presencia del enebro. Su receta se mantiene en secreto.

Lo único que sabemos es que participan 12 botánicos (uno de ellos es obviamente el enebro) y que su nombre no proviene de juniper (enebro en inglés) sino de fray Junípero, un fraile franciscano evangelizador y fundador de varias misiones en California.

Nuestra recomendación para realizar un gintonic perfecto es primero enfriar especialmente la copa para que se note menos la alta graduación que tiene. Acompañar de Fever-tree, un twist de limón y unos granos de pimienta para potenciar el sabor “picante” que posee.

¿Tiene el Gintonic Propiedades Medicinales?

Tras esta pregunta, que puede resultar hasta filosófica dependiendo del momento del día y el lugar en el que se haga, hay mucho más allá que una simple respuesta afirmativa.

Vamos a ponernos en situación: todo surgió hace unos meses tras un memorable almuerzo entre amigos, frente a un plato tan madrileño como el cocido. Esta comida estuvo amenizada con risas, vinos, tuétano, chorizo, morcilla y demás sumandos de tan deslumbrante manjar capitalino.

Una vez terminado, surgió una voz en el grupo que dijo- ahora un buen digestivo- y una voz experta sugirió -tomemos un gintonic…

La respuesta, al margen del delicioso gusto que implicaba, realmente tenía connotaciones de experto médico.

Como suele ocurrir, los grandes inventos de la humanidad han sido descubiertos por casualidad.

Haciendo un poco de memoria histórica nos remontamos al origen de la ginebra, allá por la mitad del siglo XVI, cuando el médico flamenco Dr. Sylvius se encontraba ensayando destilados con centeno buscando remedios para los dolores de barriga y problemas renales. Se le ocurrió añadir a sus pócimas unas bayas de enebro, que dieron origen, al licor que años después fue comercializado como Jennever.

El origen de la tónica también tiene un componente azaroso, en este caso casi dos siglos después que el de la ginebra, cuando los soldados británicos destinados en las colonias tropicales ingerían quinina, por sus propiedades analgésicas y para prevenir la malaria.

Para disimular el mal sabor de la quinina y favorecer su digestión, la mezclaron con agua carbonatada, y de ahí surgió el origen de lo que hoy conocemos como tónica.

La tónica de aquella época tenía un sabor excesivamente amargo, por ser quinina mezclada únicamente con agua carbonatada, por lo que posteriormente los soldados la mezclaron con ginebra para suavizar su sabor, potenciando así los beneficios medicinales de ambas bebidas, y en especial sus ventajas “inmediatas” para el estomago, ya que se reducían los ardores que producían las comidas con tantas especias propias de dichas latitudes.

El gintonic que disfrutamos hoy en día nada tiene que ver con el de sus orígenes hace más de 200 años, principalmente porque el contenido en quinina de la tónica es mucho menor y los destilados de la ginebra se han perfeccionado notablemente. Sin embargo la esencia de ambas bebidas es la misma, y es que si algo es bueno y funciona, ¿por qué cambiarlo?

Por eso, la voz que sugirió tomar un gintonic aquella tarde para favorecer la digestión de la copiosa comida corroboró lo que multitud de estudios han demostrado y que ya fue descubierto por médicos y alquimistas pasados: que el gintonic no sólo favorece la digestión sino que también evita los ardores de estomago y la aparición de problemas renales.

A todo esto hay que añadirle que tienen un alto contenido en vitamina C, calcio, nada de colesterol y un bajo nivel de calorías, por lo que encima nos ayuda a mantener la línea. Ahora bien, no culpemos al gintonic de los efectos del cocido en nuestra figura!

Qué más se puede decir!!! disfruten de un delicioso gintonic, elaborado de cualquiera de las miles de formas posibles, pero eso sí….siempre con moderación.

Cóctel Terremoto

El origen del cóctel Tremblement de Terre, terremoto, o earthquake, se le atribuye al pintor francés Henri Toulouse-Lautrec, se compone básicamente de Absenta y Coñac a partes iguales.Se recomienda servir muy frío en copa de vino o vaso shooter.

La absenta, hoy, desgraciadamente algo olvidada es un potente espirituoso anisado en cuya composición interviene el ajento (Artemisia absinthium), el hinojo y el anís verde. Tiene un característico color verde esmeralda y destaca en ella su alta graduación que en algunos casos supera los 70º.

Tuvo su merecida fama entre el bohemio mundo parisino desde mediados del XIX hasta comienzos del siglo XX. De hecho era la bebida predilecta de muchos pintores y poetas europeos de finales del XIX como Rimbaud, Verlaine, Van Gogh, Wilde o Modigliani.

Sobre la conocida como ‘hada verde’ se cuentan muchas leyendas, una de ellas que su consumo en dosis elevadas durante mucho tiempo podía llegar a causar trastornos psíquicos, a causa de un producto químico asociado al ajenjo, el principal componente de la bebida; de hecho llego a prohibirse su consumo en algunos países como Francia, Suiza, Holanda o Estados Unidos.

Lo cierto es que poco hay de científico sobre estas afirmaciones aunque está claro que siendo una bebida de tan alta graduación se debe de tomar con mucha moderación y responsáblemente, algo extensible al resto de bebidas alcohólicas.

Ingredientes

1 1/4 onzas de absenta
1 1/4 onzas de cognac


Preparación

Enfriar la copa y servir el coñac y la absenta previamente enfriada. Remover con cucharilla. Otra opción es mezclar en coctelera con un par de cubitos de hielo, dar un par de golpes y servir.

Ferran Adrià desembarca en la coctelería

Los hermanos Ferrán y Albert Adriá acaban de abrir junto a los hermanos Iglesias, propietarios de Rías de Galicia, un nuevo proyecto en Barcelona, el nuevo local es, ni más ni menos que una coctelería que lleva por nombre “41º”.

A este nuevo concepto de gastrococtelería se le unirá en breve otro nuevo local adyacente al 41º, el bar Tickets, en el que se podrán  degustar algunos de las archiconocidas preparaciones de ‘El Bulli‘, aunque en esta ocasión en versión de la muy española “tapa”.

41º apuesta por la coctelería

La coctelería 41º y el bar Tickets, según explicó Albert Adrià, estarán ubicados uno junto al otro en la conocida avenida Paral·lel de Barcelona, “estarán conectados para ofrecer una feria gastronómica en el que por un lado se creará un diálogo entre el cóctel y los snacks y por otro se ofrecerán estas tapas de cocina creativa”.

Según cuenta Adrià, el proyecto está pensado como un espacio de “tapeo informal”, alejado del concepto de gran restaurante.

Tickets, tapas creativas y tradición culinaria

En Tickets, el otro proyecto que está previsto que comience su andadura en el mes de marzo, se ha pensado en una proyección original y creativa en la que los cocineros se encontrarán en un espacio abierto a la vista mientras que el local tendrán una original disposición de feria de pueblo con varias barras, cada una de ellas con una propuesta particular.

“Queremos que los clientes nos guíen en el camino a seguir. Les ofreceremos diversas propuestas para comer desde mariscadas hasta montaditos como si fuera un sushi a la española y con una propuesta de postres interesante en un proyecto pensado a medio plazo”, según cuenta Adrià. En la carta se podrán encontrar novedosas propuestas como salsa de tomate al mortero con cortezas de cerdo, talos del País Vasco con chistorra, tortos asturianos, chicharrones inspirados en el Mantecas de Cádiz o el famoso jamón de toro de El Bulli.

La Historia del Whisky

El whiskey o whiskey es una de las bebidas alcohólicas de alta graduación más conocidas en todo el planeta.

Definición según la Unión Europea:

Es una bebida espirituosa que se obtiene de la destilación de un mosto de cereales sacarificado por la diastasa de malta que contiene, con o sin otras encimas naturales; fermentado por la acción de la levadura y destilado a menos de 94,8% vol, de forma que el producto de la destilación tenga aroma y sabor procedentes de las materias primas utilizadas, y envejecido al menos tres años en barricas de madera de una capacidad máxima de 700 litros.”

El whiskey, también conocido como “agua de vida” , es uno de los destilados más antiguos del mundo. Según su elaboración, ofrece características diferentes y únicas. Es sin ningún tipo de dudas, uno de los destilados más consumidos en el mundo.

Etimología:

La palabra whisky deriva del gaélico uisge beatha y del gaélico irlandés uisce beathadh, (agua de vida), denominación utilizada por los celtas. El término fue transformado en aqua vitae por los frailes escoceses, responsables, junto con los irlandeses, de su expansión a nivel mundial, debido a los magnificos resultados que la bebida tenia sobre los enfermos en torno al año 600, cuando se utilizaba de modo medicinal. Con el paso de los años, evoluciono a usqua, de allí a uisky y finalmente a whisky.

Origen:

Como uso medicinal:

Para preservar la salud,  prolongar la vida, contra los cólicos y la viruela.  Como analgésico en partos y como desinfectante en los cortes. Se utilizaba realmente para todo.

La primera referencia escrita que ha llegado a nuestros días data del 1494.

Al tiempo que mejoraba el proceso de destilación, también mejoraba la calidad final del destilado, lo que produjo su expansión.

La destilación industrial, no llegó hasta el s. XVII. la primera referencia la encontramos en el parlamento escocés en 1690. Se cita a la destilería Ferintosh de Duncan Forbes of Culloden.

El parlamento escocés, gravó este destilado con impuestos alrededor del 1944. Este impuesto fue modificado muchas veces durante ese siglo.

Con la subida de impuestos bbajo la calidad del whisky, al intentar mantener el precio sobre el productos final. Ya no se malteaba toda la cebada, sino que solo se hacia parcialmente o incluso ni siquiera se malteaba.

En la sociedad de la época, se consumia muchísima cantidad de todo tipo de alcohol, con todos los problemas colaterales que esto conlleva, con lo que el gobierno de Inglaterra aprobó la ley “The Gin Act”, que gravaba toda la ginebra producida en Inglaterra y Holanda, pero no así con el whisky escocés. Obviamente, la gente sustituyó estos destilados por el whisky aumentando considerablemente su producción. y consumo, con lo que el problema del alcoholísmo no sólo no se arregló, sino empeoró.

El año 1756 fue un año desastroso para la cosecha de cebada. El uso de este cereal se utilizó exclusivamente para la alimentación del país.

En cuestión de meses la producción industrial bajo hasta un 90% y las desilerías se vieron obligadas a luchar por su supervivencia.

En aquellos tiempos, se podía destilar de forma casera en el hogar, pero su venta estaba prohivida. en la decada de los 60, se estima que la producción casera era 10 más grande que la industrial y mucha gente estubo tentada a vender. Comenzaba la época “moonshine distiling”.

El gobierno intentó reducir este tipo de destilaciones, prohibiendo el uso de alambiques reducidos, lo que fue un duro golpe para las nuevas destilerías que principalmente tenian alambiques pequeños y que por tanto tubieron que cerrar sus puertas. Las destilerías grandes, sobrevivieron, pero la calidad del producto bajo para poder resitir económicamente a los impuestos.

Las estimaciones nos hablan de 8 destilerías legales en edimburgo frente a 400 ilegales.

El consumo de alcohol era muy alto (0,55l.) de alcohol de 60 cada día. Se bebía todo lo que tubiese buen precio. Dado que el proceso de destilación mejora, se empezó a beber whisky solo en vez de enmascarado con hierbas o azucares.

Finalmente se prohibió definitivamente la destilacón casera. Se piensa que esto fue para obtener más ingresos por los impuestos y así financiar la guerra contra las colonias americanas.

En 1784, se aprovó una nueva ley “the wash act” que supuso una rebaja de impuestos y una simplificación de la normativa, dado que la guerra de independencia americana había finalizado.

En un intento de convencer a las destilerías ilegales de convertirse en legales, aplicaron leyes distintas en las high Lands. Esto, como es lógico no gusto en las low lands, protestando hasta que consigueron modificar la ley para hacer leyes más equitativas en la industria.