La Historia del Whisky

El whiskey o whiskey es una de las bebidas alcohólicas de alta graduación más conocidas en todo el planeta.

Definición según la Unión Europea:

Es una bebida espirituosa que se obtiene de la destilación de un mosto de cereales sacarificado por la diastasa de malta que contiene, con o sin otras encimas naturales; fermentado por la acción de la levadura y destilado a menos de 94,8% vol, de forma que el producto de la destilación tenga aroma y sabor procedentes de las materias primas utilizadas, y envejecido al menos tres años en barricas de madera de una capacidad máxima de 700 litros.”

El whiskey, también conocido como “agua de vida” , es uno de los destilados más antiguos del mundo. Según su elaboración, ofrece características diferentes y únicas. Es sin ningún tipo de dudas, uno de los destilados más consumidos en el mundo.

Etimología:

La palabra whisky deriva del gaélico uisge beatha y del gaélico irlandés uisce beathadh, (agua de vida), denominación utilizada por los celtas. El término fue transformado en aqua vitae por los frailes escoceses, responsables, junto con los irlandeses, de su expansión a nivel mundial, debido a los magnificos resultados que la bebida tenia sobre los enfermos en torno al año 600, cuando se utilizaba de modo medicinal. Con el paso de los años, evoluciono a usqua, de allí a uisky y finalmente a whisky.

Origen:

Como uso medicinal:

Para preservar la salud,  prolongar la vida, contra los cólicos y la viruela.  Como analgésico en partos y como desinfectante en los cortes. Se utilizaba realmente para todo.

La primera referencia escrita que ha llegado a nuestros días data del 1494.

Al tiempo que mejoraba el proceso de destilación, también mejoraba la calidad final del destilado, lo que produjo su expansión.

La destilación industrial, no llegó hasta el s. XVII. la primera referencia la encontramos en el parlamento escocés en 1690. Se cita a la destilería Ferintosh de Duncan Forbes of Culloden.

El parlamento escocés, gravó este destilado con impuestos alrededor del 1944. Este impuesto fue modificado muchas veces durante ese siglo.

Con la subida de impuestos bbajo la calidad del whisky, al intentar mantener el precio sobre el productos final. Ya no se malteaba toda la cebada, sino que solo se hacia parcialmente o incluso ni siquiera se malteaba.

En la sociedad de la época, se consumia muchísima cantidad de todo tipo de alcohol, con todos los problemas colaterales que esto conlleva, con lo que el gobierno de Inglaterra aprobó la ley “The Gin Act”, que gravaba toda la ginebra producida en Inglaterra y Holanda, pero no así con el whisky escocés. Obviamente, la gente sustituyó estos destilados por el whisky aumentando considerablemente su producción. y consumo, con lo que el problema del alcoholísmo no sólo no se arregló, sino empeoró.

El año 1756 fue un año desastroso para la cosecha de cebada. El uso de este cereal se utilizó exclusivamente para la alimentación del país.

En cuestión de meses la producción industrial bajo hasta un 90% y las desilerías se vieron obligadas a luchar por su supervivencia.

En aquellos tiempos, se podía destilar de forma casera en el hogar, pero su venta estaba prohivida. en la decada de los 60, se estima que la producción casera era 10 más grande que la industrial y mucha gente estubo tentada a vender. Comenzaba la época “moonshine distiling”.

El gobierno intentó reducir este tipo de destilaciones, prohibiendo el uso de alambiques reducidos, lo que fue un duro golpe para las nuevas destilerías que principalmente tenian alambiques pequeños y que por tanto tubieron que cerrar sus puertas. Las destilerías grandes, sobrevivieron, pero la calidad del producto bajo para poder resitir económicamente a los impuestos.

Las estimaciones nos hablan de 8 destilerías legales en edimburgo frente a 400 ilegales.

El consumo de alcohol era muy alto (0,55l.) de alcohol de 60 cada día. Se bebía todo lo que tubiese buen precio. Dado que el proceso de destilación mejora, se empezó a beber whisky solo en vez de enmascarado con hierbas o azucares.

Finalmente se prohibió definitivamente la destilacón casera. Se piensa que esto fue para obtener más ingresos por los impuestos y así financiar la guerra contra las colonias americanas.

En 1784, se aprovó una nueva ley “the wash act” que supuso una rebaja de impuestos y una simplificación de la normativa, dado que la guerra de independencia americana había finalizado.

En un intento de convencer a las destilerías ilegales de convertirse en legales, aplicaron leyes distintas en las high Lands. Esto, como es lógico no gusto en las low lands, protestando hasta que consigueron modificar la ley para hacer leyes más equitativas en la industria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *